Cita

Analysis, paralysis… dicen los ingleses. Y puede llegar a ser cierto. ¿O no?

Las armas y el diablo

Dos hombres de aspecto rudo, sentados de espaldas a una pared rocosa e iluminados a medias por los rescoldos de una hoguera, guardan un silencio cansado con la mirada perdida en la noche. 
 
 
– Por Dios, Carson, deja de apuntarme. 
 
– No seas idiota. Está descargado. 
 
– Por si acaso. Las armas las carga el Diablo. 
 
 
El aludido se encoge de hombros y gira el rifle. 
 
 
– Está bien… Pero no te engañes: las armas las carga el hombre. 
 
– Bueno, sólo era un decir. 
 
– El Hombre, Will. El Diablo no es más que un invento con el que intentamos quitarnos la responsabilidad de todo lo que hacemos mal. 
 
– Hmm. 
 
– Qué. 
 
– No sé, puede… Wellsey solía decir algo parecido. Sólo que según él lo había inventado la Iglesia para asustar. Lo estuvo diciendo por ahí hasta que lo colgaron. 
 
– También. Créeme, al final va a resultar que el Diablo nos ha sido a todos más útil que el propio Dios. 
 
 
Alza el rifle sin levantarse, apuntando al cielo con aire de reproche, y aprieta el gatillo. Tuerce el gesto mientras los ecos del estampido se pierden por el valle, y luego vuelve la mirada de nuevo hacia la oscuridad. 
 
 
– Tenías razón. Estaba cargado.

PFC: Vivero de iniciativa arquitectónica. Fase 1

Mi PFC (Proyecto Final de Carrera) ya tiene nombre. Es un nombre “en clave”, temporal, porque había que llamarlo de alguna forma., así que posiblemente no sea el nombre “comercial”, pero creo que es descriptivo, genera curiosidad y además el “logo” es tan sencillo como escribir:

vIª

(No lo pude evitar, me gustan los juegos de palabras y de tipografías…)
En fin, la maquinaria está en marcha: este pasado viernes 8 de mayo expuse el planteamiento de proyecto ante el tribunal y pasé la primera fase. Lo que es como decir: el proyecto promete; ahora te toca cumplir la promesa, chavalote. Os dejo con algunas imágenes de la presentación, que también podéis ver, junto a una descripción más detallada, en la página del proyecto

   

 

 

  Como veréis, la página a la que enlazo forma parte de una red social que pusimos en marcha entre un par de compañeros con el fin de tener una mejor comunicación entre nosotros, poder ver lo que hacen los demás, hacer comentarios, sugerencias, discutir lo que fuera, mantener un calendario actualizado, etc. La web es una maravilla, pero no acaba de arrancar desde la gente:  ni el profesor ha cumplido su promesa de subir todo el calendario y mantenerlo actualizado, asi como de poner allí todos los comunicados… ni la gente (salvo unos cuantos valientes) se anima a subir imágenes o poner comentarios. Se ve que la cantidad de factores para que una cosa de estas funcione de buenas a primera es enorme.     

Tiro al proyecto

¿Por qué…

… todavía no has dibujado nada?
… te dedicas a desarrollar tu proyecto por escrito?
… le das tantas vueltas?

Hacer un proyecto es como el tiro con arco: si no te gusta pegarte una y otra vez la caminata hasta la diana (o más allá) para recoger las flechas fallidas, tienes que dedicar más esfuerzo a elegir tus flechas y a apuntar.