Amanecer

A veces no estás preparado y amanece.

Tú no quieres, o no puedes, o no sabes, pero amanece. Te amanece encima con el peso implacable del mundo. Te arranca de la noche con fórceps. Te petrifica, te calcina y te obliga a sobrevivirle. Y para ti es imposible, y para ello es inevitable.

Y amanece.

2 pensamientos en “Amanecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *