Hay condiciones

Para provocar a la creatividad, no hay nada como ponerle obstáculos, y ejercitarse en superarlos. Así que para dejar de lado la carga del perfeccionismo, para sacudirme una inmovilidad parcialmente autoimpuesta y para retomar mi aletargada afición a la escritura, me he propuesto un reto… o una serie impredecible de retos:

  • Pedir a otras personas, en abierto, una condición que debería aplicar a un relato breve.
  • Publicar un relato a la semana que cumpla, al menos, una de las condiciones que me vayan poniendo.

Ahí va una lista de las condiciones que ya me han ido llegando. Podéis sugerirme las vuestras comentando más abajo. Las iré añadiendo aquí e iré enlazando los relatos que haga con ellas. Además de las condiciones en sí, y del imperativo de publicar con regularidad, me reservo la libertad más absoluta de hacer lo que me dé la gana.

#1. Microrelatos sobre amaneceres viajeros. (Inma Lara)

#2. No usar preposiciones. (Diana Piñeiro)

#3. Crear la definición de una palabra inexistente. Puede ser un concepto abstracto, un objeto, una acción… (Diana Piñeiro)

#4. No usar la letra “i”. (Jose Miguel Hernández)

#5. Yo te pongo una difícil: (Aitor Méndez)
– Tienes que escribir un relato de ficción especulativa
– Tienes que elegir un tweet de Markov Desencadenado y usar todas sus palabras, dándole sentido.
– Tiene que tener temática sobre urbanismo.
– O sea, un relato de anticipación que refleje la forma de vida del futuro usando las palabras inventadas del bot.

#6. Quiero que expliques un atardecer sin utilizar ningún color. – Diana

Ven, que te cuento un atardecer sin colores. También sin sol, ni nubes, ni cielo donde ponerlos.

#7. Relatos escritos con un número primo de palabras, no vale terminar con un “Joróbate Flanders” para completar. – Antonio Navarro Blaya

#8. Haz un texto sobre aquello de lo que más te avergüences en la vida. Prepararé las palomitas. – Alva

#9. Pegaría un texto de aquella vez que fue tipo la primera semana que empecé a trabajar en el plan y por la tarde, súper cansados, subimos al piso a medio construir ese que tenia el edificio donde hacíamos oficina. Habia un atardecer de locura y como no podía ser menos bizarro, ¡de repente aparecieron gallinas y cantaba un gallo! Pensándolo bien, está para que me dibuje la escena y te la mande. – Laura Medina

#10. El texto debe comenzar y terminar con una alocución latina que salga en Astérix El Galo. – Manuel Saga

Estoy en ello. Vae victis!

Un pensamiento en “Hay condiciones

  1. Sisi, 23 noviembre 2017:

    Quisiera un cuento por favor. Sobre cosas cotidianas que en realidad te parezcan extraordinarias.

¿Qué me dices?