Comparar procesos por su grado de libertad

Para la charla “Registrar, compartir y producir en red” que dimos en Think Commons el pasado enero, Alba y yo utilizamos un modelo para comparar los distintos grados de libertad de diferentes procesos, usando aquí “libertad” casi en el mismo sentido en el que se usa en el software libre. Este modelo de estudio lo sacamos muy rápidamente, pero probó ser bastante útil para estudiar en profundidad las consecuencias (en la sociedad, en el modelo económico, en la cultura, etc.) de liberar tanto los procesos (o partes de ellos) como los resultados (también los parciales). El primer esquema (que podríamos llamar “versión beta”) que incluimos en la presentación estaba estructurado así:

Modelo en beta

Sigue leyendo

Registrar, compartir y producir en red

El pasado miércoles 18 de enero Alba Santa y yo dimos una charla online en Think Commons, el canal de streaming sobre procomún y cultura libre que gestiona Domenico di Siena desde hace un par de meses. Una inmejorable oportunidad (y desafío) para poner en orden nuestras ideas y ver si éramos capaces de transmitir lo que hemos estado aprendiendo en una de nuestras asignaturas comunes del Máster DIWO: OSrights. La sesión la estructuramos de la siguiente forma:

  • Resumir los fundamentos de la propiedad intelectual: categorías, derechos que garantizan, instrumentos de protección y de cesión.
  • Analizar casos a través de los procesos de creación y las libertades que se permiten o limitan en modelos abiertos y cerrados:

El software libre, como precursor de las licencias abiertas
La obra creativa
Ciencia e I+D+i
Obra técnica y arquitectura

  • Plantear una serie de cuestiones abiertas para abrir el debate y nuevas líneas de trabajo

A continuación os dejo la presentación seguida de un resumen de las que creo que fueron las claves (que fueron muchas) de su contenido, tanto como excusa para hacer un repaso de lo que se habló como a modo de resumen para aquellos apresurados que no quieran pasar una agradable hora y media escuchando nuestros interesantes comentarios ;)

Sigue leyendo

Las cooperativas de vivienda

El otro día, en una charla donde intenté contar (siempre es un intento) mi PFC, hablaba de la importancia de volver a incorporar al usuario —y a la sociedad—, a los objetivos y procesos de la arquitectura como disciplina, y en esa línea proponía la recuperación de la autopromoción frente a la promoción inmobiliaria actual, demostradamente fallida.

Al día siguiente un colega, J.A. Carrillo, me pasó una noticia muy interesante, donde se cuenta una experiencia en Elche que recupera la vieja idea de las cooperativas de vivienda. Si se mira bien, la noticia presenta varios aspectos muy potentes para la profesión:

Cooperativa de viviendas en Elche

Cooperativa de viviendas en Elche

Primero llama la atención la iniciativa de dos personas sin relación profesional con la arquitectura. Aún si no hay oferta de vivienda (o esa oferta es inaceptable), resulta que la sociedad es capaz de autogenerarla, el propio usuario es capaz de convertirse en el promotor y el empresario. Es una muestra más de que Sigue leyendo

¿Arquitectura abierta?

Desde hace unos 2 años llevo una investigación personal y bastante amateur (a base de leer, escribir, y últimamente también hacer) sobre la relación de la arquitectura con los modos de hacer sociales (lo participativo, lo inclusivo, lo colaborativo, lo pactado, lo relacional, lo distribuido, etc.) y sus herramientas, medios o recursos (autoconstrucción, DIY, bricolage, TIC, fabricación paramétrica, redes sociales, técnicas vernáculas, etc.), no tanto de forma analítica o especializada como sintética, tratando de componer todo eso en una visión de conjunto que hasta ahora, con la aparición de la “actitud 2.0″ no se había hecho evidente.

Busco definir el concepto de arquitectura abierta o 2.0, que intenta englobar lo anterior estableciendo conexiones, siguiendo rastros que lo hagan visible y manejable, y experimentando con él en la práctica. Esta sección del blog intenta ser un concentrador de reflexiones, ejemplos, herramientas, críticas, técnicas y otros recursos que por su acumulación puedan ir formando con el tiempo una definición propia. Se presupone por tanto que es definición no existe de forma completa ahora mismo, aunque sí se podría esbozar un ámbito de trabajo que sitúe al lector:

Cada vez somos más los arquitectos a los que nos interesa la arquitectura como conversación y negociación que es entre agentes: promotor, usuario, constructor, arquitecto, etc. A algunos nos preocupa especialmente la actual divergencia de aspiraciones e imaginarios entre ellos, que se ha puesto en evidencia de forma masiva en la actualidad: empresarios que promueven en serie una arquitectura de consumo, artesanos que ven perderse su valor y la transferencia de conocimiento a nuevas generaciones, usuarios desorientados que no saben cómo buscar la calidad, arquitectos estratosféricamente alejados de las expectativas de una sociedad que los entiende menos que nunca…

La arquitectura abierta busca la forma de acercar todas esas líneas de trabajo, involucrando a todos los interesados en el ciclo de vida completo de la arquitectura, lo que requiere buscar otros procesos de trabajo, otros métodos y herramientas, otros enfoques que ayuden a replantear el conjunto.

La arquitectura abierta no es una idea novedosa, sino la combinación por afinidad de muchas tendencias que llevan latentes en la historia de la arquitectura desde que el ser humano comenzó a construirse espacios para habitar. No se pretende inventar nada, sino mostrarlo, ordenarlo y darle un nombre para que otros lo puedan reconocer y trabajar sobre ello.