F.A.Q. – Acerca de este blog

Voy a ser un poco pesado, como toda buena introducción. Tendréis que aguantaros, o sencillamente, no leer esto, y allá vosotros.
¡TÚ con un blog!
Sssi, qué passsa. Ya sé que siempre dije que hacerse un blog me parecía una chorrada mayúscula, una moda intrascendente y un gesto de egocentrismo gratuito… no hace falta que me lo recordéis. También recuerdo mi afirmación de que no me haría un blog hasta tener una razón de peso para hacerlo, algo que realmente resultara en una aportación interesante a los millones de bloguitos que pululan por ahí. Que sí, que sí…
Pues bien, ahí van varios motivos, más para convencerme a mí mismo que a cualquier otro:
Primero: Porque me apetecía diseñarme un blog.
Segundo: Porque… me apetecía diseñarme un blog.
Tercero: Porque sí.
Ale. Siguen sin convencerme, pero mientras pienso si me hago o no un blog, pues me lo hago, y al menos me divierto un rato :P
Moraleja: Nunca digas nunca…
¿Por qué “La Cajita”?
Hasta ahora, es la mejor caracterización que he oído de mi forma de ser. Hablando un día con una compañera de la carrera, llegamos a hablar (no sé por qué) de la equitación, y cuando comenté algo de mi experiencia con los caballos, se quedó boquiabierta, mirándome, y exclamó:

“¡No me digas que también le dabas a la equitación! Bueno… ¡no dejas de sorprenderme! Cada vez que hablamos descubro algo nuevo, eres una auténtica cajita de sorpresas. ¿Qué más cosas has hecho?…”

Ni que decir tiene que no le dije de golpe todas las cosas por las que me he interesado en mi vida, pero me encantó la espontaneidad con que dijo lo de la “cajita”. Y aquí está: un espacio de donde no se sabe muy bien qué se va a sacar…
¿Qué hay en este blog?
De todo. Concretamente, de todo lo que me interesa, es decir, todo. (Cada vez que digo esto, me tengo que parar a pensar si hay algo que realmente no me interese o me haya interesado alguna vez…)
He hecho varias categorías, y recomiendo encarecidamente que lo leáis de ese modo, seleccionando el tema que os interese y curioseando en él. Como si en lugar de un solo blog, fueran varios diferentes. La lectura mezclada de todo ello puede resultar incomprensible, confusa, y en el peor de los casos, dar una idea equivocada de mi persona. No sufro esquizofrenia ni desdoblamiento de la personalidad, simplemente, me muevo en varios ambientes diferentes sin entrar de lleno en ninguno de ellos. Son pocas las personas que me han visto en la escuela de arquitectura y también sobre una tabla de windsurf, y cada vez que llevo algo de un ámbito al otro, la gente se sorprende. Quedaos con esa sorpresa: la mezcla de todo es mejor que esté sólo en mi cabeza.
Categorías temáticas (1-6). No son exhaustivas, habrá temas que sencillamente no encajen en ninguna: esos estarán disponibles en las categorías a-c.
Categorías (a-c) que hacen referencia al tipo o procedencia del contenido.
– Creaciones: Cualquiera de los proyectos, diseños, productos o escritos propios.
– Reflexiones: Comentarios, críticas o pensamientos propios sobre cualquier tema.
– Referencias: Comentarios o enlaces a las creaciones o reflexiones de personas que crean o reflexionan mucho mejor que yo. Gente que se dedica con intensidad a las cosas que yo sólo rozo de forma muy limitada.
¿Por qué se ve mal encuadrado el fondo?
Este blog, por lo chapucero de su concepción, sólo funciona actualmente a una resolución de 1024×768 (creo) y a pantalla completa (eso seguro). Disculpad las molestias.
PD: Lo más curioso es que “la cajita”, lleva colgado en Internet desde octubre del año 2004 sin que nadie se enterara, y ha cambiado varias veces de diseño. Esta vendría a ser la versión 3. Tenía en mente un diseño algo más ambicioso, pero con este puedo salir del paso…

4 comentarios

JToledo 3 marzo 2007 Contestar

Probando, probando…

JToledo 5 marzo 2007 Contestar

Aghhh… las categorías se resisten a ser cambiadas de sitio.
Malditas, os vais a enterar…

JToledo 12 marzo 2007 Contestar

No me gusta nada nada cómo ajusta el texto a la derecha. Qué chapucero…

Ala, a mirar las CSS.

Anonymous 21 julio 2008 Contestar

Ánimo

Deja un comentario