Enlazado, transmedia y no lineal… ¿ya sin remedio?

Si mi forma de escribir una entrada es un síntoma de mi forma de pensar, podríamos decir que ahora mismo, a noviembre de 2012, tengo un pensamiento básicamente no lineal, basado en enlaces y con tendencia a lo transmedia. Algo como esto:

Imagen de giulia.forsythe en Flickr - clic para ver original

Me explico. Imaginad que estoy escribiendo un artículo, o una entrada del blog como es el caso. Mi flujo de trabajo es más o menos así:

Empiezo anotando rápidamente las ideas básicas sobre las que quiero escribir. Corto y pego hasta que las tengo en un orden que me gusta. Desarrollo un poco de una y luego otro poco de otra, sin un orden definido. Dejo una frase a medias y salto hacia arriba para anotar una nueva idea. Salgo corriendo a buscar una imagen, ya que de pronto me da la sensación de que necesito verla al lado del texto. Añado la imagen en medio del texto a medio acabar. Releo el texto. Sigo escribiendo por un lugar indeterminado. Me acuerdo de cierto artículo, y marcho a buscarlo. Lo leo, encuentro la parte que me interesa. Ya que estoy, añado un comentario con lo que llevo en mente. Copio el enlace, y vuelvo al editor, donde lo pego, aún sin contexto. Escribo lo que le falta alrededor. Releo el texto a partir de ahí. Vuelvo a mover de sitio otro fragmento. Cambio de formato un párrafo. Cambio tres palabras y una coma de otro. Decido que voy a grabar el propio proceso de escritura de esto, descubro que no tengo un grabador instalado, busco e instalo Eidete, y me pongo a grabar. Sigo escribiendo. Añado una introducción, y salgo disparado a Google a buscar un concepto que no acabo de ver claro. Vuelvo a añadir texto hacia la mitad de un párrafo, desplazando el resto hacia abajo. Salto a buscar otra imagen, la descargo, la edito un poco. Vuelvo al navegador, añado un par de frases más. Inserto la imagen. Busco en la otra pestaña el enlace original. Releo el texto. Cambio una coma. Pongo en cursiva una palabra. Muevo una imagen de sitio. Cambio otras dos palabras. Sigo leyendo. Salvo a buscar otro enlace, y lo añado. Cambio una frase… Y sigo así, sin método, enlazando un pensamiento con otro sin importar con qué medio lo estoy expresando ni qué lugar ocupará en la obra acabada.

Seguro que no soy el único con esa forma de escribir. No lineal, basada en enlaces y transmedia. ¿Os suena? Como la misma Internet. En cierta medida, es razonable: en este entorno, esta forma de trabajar es natural. Mi preocupación viene cuando descubro que he llegado a un punto en el que me cuesta trabajar de otra manera.

Imagen por London Permaculture en Flickr - clic para ver original

Por ejemplo, de forma lineal. Qué lejos quedan los tiempos en los que –en la era pre-digital o en los inicios de ésta– me informaba y buscaba referencias, extraía notas e imágenes, me sentaba delante de una hoja en blanco, ordenaba las ideas en mi cabeza, y las iba poniendo ya ordenadas, una tras otra. Luego, iba añadiendo las imágenes y otro material complementario ya previsto, y si por el camino había cometido errores, lo pasaba todo a limpio.

Ahora tampoco me resulta cómodo trabajar de forma aislada y enfocada. Ni siquiera logro estar mucho rato escribiendo en uno de mis programas preferidos, FocusWriter, que me permite escribir sobre un fondo a mi gusto, sólo las letras en medio de la pantalla, oyendo el sonido de las teclas y nada más. Me funciona –y lo disfruto– a veces, en momentos de “volcado” mental, pero a la mínima que pienso en pulir el texto acabo saltando a otro lado en busca de enlaces, documentos, referencias, imágenes o vídeos que ni siquiera tenía previsto usar. Adiós, minimalismo y concentración. Hola, movimiento y pensamiento inquieto.

Para mí esto es una experiencia clara de que lo que hago, cómo lo hago y con qué lo hago me reprograma el cerebro.  En el mejor de los casos, puede decirse que mi mente se ha adaptado a la perfección al medio en el que se mueve. Pero en un escenario más amplio como es la vida, no tengo claro que me guste esa especialización. Me preocupa estar perdiendo cosas como la capacidad de pensar de forma lineal, necesaria para articular un discurso hablado, para escribir un texto a mano o interpretar una pieza de música. Y si esta tendencia sigue adelante, dentro de unos años puede que sea incapaz de recordar nada que pueda encontrar en Google, o de tener en mente una cita o una tarea que pueda llevar en la agenda, o recordar un número de teléfono que lleve en el móvil… cosas que ya me empiezan a suceder. El propio ejercicio de pensamiento modifica nuestra forma de pensar y el hábito fija esos cambios, y a veces me planteo si quiero aceptar eso sin más o prefiero expandir la mente en otros frentes, buscando la variedad, diversificando ambientes, materiales, formatos, medios, herramientas, compañías, etc.

En fin… Burla burlando, y rozando el exhibicionismo, ahí va el vídeo de parte del making of de este post:

Al hilo de esto cabría comentar cómo, con esta forma no lineal de escribir, la mejor herramienta del mundo es un outliner como el difunto Google Notebook, Scrivener o Workflowy. Pero eso lo dejamos para otro día.

18 pensamientos en “Enlazado, transmedia y no lineal… ¿ya sin remedio?

  1. Jorge, 19 noviembre 2012:

    Bueno, parece que al vídeo le falta un buen trozo al final, pero me da pereza volverlo a subir. Así se queda.

  2. Én lo personal nunca he querido entrar en esa forma de trabajar, probablemente si fuera mi profesión seguro que entraría en ese mundo y lo disfrutaría, escribiendo artículos para revistas, periódicos, guiones…. debe ser un mundo apasionante si uno entra en él… acertando en cadapalabra, cada concepto…. de hecho tengo un par de libros que me gustaría escribir en mi cabeza y sin duda alguna la única manera de poderlos escribir sería esa… generando un mundo a cada párraffo y poco a poco engrandeciendo la historia, los conceptos, las ideas….

    Pero a la hora de combinar el escribir con la ingeniería, o el ser profesor, montar una empresa, enseñar algo específico, listar un cocepto una acción, tareas, y proyectos….

    Me parece poco práctica, con un elevado porcentaje de posibilidades de que la acción del trabajo X no se termine por realizar y el trabajo previo se lleve todas las energías…

    Y a un ejemplo práctico te remito… Alguien me debe la realización de un Tandem….. no se si te acordarás pero termino por postergarse y nunca se realizó…

    Aunque quien sabe si lo poco que se haga de esa manera quede mejor… aunque si seguimos las enseñanzas de la naturaleza ella funciona a través de prueba y error… acción linealidad… fallo… accion linealidad fallo…. hasta que llega el acierto…

    Saludos.

    • Jorge, 19 noviembre 2012:

      Claro, cada uno tiene su forma de trabajar, y a veces según de qué se trata lo afrontamos de formas diferentes… o nos vendría bien ser capaces de hacerlo. Yo la verdad es que nunca me he planteado adrede trabajar así, es algo de lo que me doy cuenta ahora, cuando ya llevo años haciéndolo.

      Pero no confundamos esta forma de trabajar que comento con la dispersión y menos aún con la dejadez o la falta de compromiso con una idea. Creo que el caso del tándem es más achacable a estas últimas ;)

      Es posible que el trabajo no lineal parezca incitar a la dispersión (y admito que, como poco, te la pone a tiro), pero no es necesariamente así. Al fin y al cabo, este post lo escribí de esa manera, pero lo escribí de un tirón y sin descansos. Me senté, comencé a escribirlo, y lo acabé antes de ponerme a hacer otra cosa. La única diferencia es cómo lo hice.

  3. Estoy tratando de pensar si alguna vez he tenido una forma lineal de trabajar… y creo que a grandes rasgos no.
    Me gusta saltar de una cosa a otra, y (insertando una anécdota vital un poco frívola) si tengo los dos platos de una comida (sopa y un segundo cualquiera, por ejemplo) delante ni siquiera soy capaz de comer sólo de uno ordenadamente.
    Tal como lo expones tú, ahora me preocupa que esto señale una cierta incapacidad para focalizar en algo concreto de una forma lineal… seguiré pensando.

    • Jorge, 19 noviembre 2012:

      Qué bueno lo de la comida xD

      Como le decía a Jose Enrique, supongo que lo difícil es distinguir entre la capacidad de pensar de forma lineal y la de concentrarse. Se puede estar muy concentrado trabajando de forma no lineal, o muy desconcentrado trabajando de forma lineal.

      A mí lo que me “mosquea” es que en un momento dado intente hacer algo que requiera un pensamiento lineal, y no lo logre por falta de hábito. Ya me ha pasado tratando de articular un discurso oral sobre la marcha. La cabeza me saltaba de una idea a otra, pero la boca tenía que seguir un orden claro. Ñeec.

  4. Alba, 19 noviembre 2012:

    Increíble la capacidad de viajar que has conseguido en este post, me ha encantado. ¡Nos has metido en tu proceso de creación mental! Voy a procesar el trepidante viaje y te opino a las cuestiones planteadas al final :P

  5. Bueno, yo creo que soy capaz de concentrarme si la situación lo requiere, para estudiar, por ejemplo. Y creo que para hablar también, aunque ahí el problema sea otro, xD
    Pero la verdad es que mi cerebro “disfruta” mucho más si le permito un poco de desorden y variedad.

  6. Sin duda alguna te odiaré toda mi vida por aquello del tandem, el respeto que te tengo es demasiado grande como para que percibas salvo en estas palabras “te odio” este sentimiento… jo jo jo…

    Te comprendo perfectamente y ciertamente la vida es en gran medida dispersión, y no tiene por que ser mala sólo hay que encontrar la manera de enfocarlo… es decir… se podría enfocar como si de un árbol se tratara….

    Primero hay dispersion, las ramas, las hojas, las ideas, los conceptos, las palabras…. si ves las hojas finales ves dispersión pero si las sigues… por las ramas… al final entre todas llegan al objetivo, la creación… EL TRONCO… y luego si sigues para abajo de nuevo se dispersa que es el resultado de la creación….

    Bocetos, dibujos, conceptos de transporte, sensaciones de desplazarse, complementos de segurida, emociones, vestimenta, detalles, …….. LA BICICLETA…… las ventas, la promoción, los compradores, las sensaciones, las emociones, los detalles etc etc…

    Aunque bien visto este ejemplo no ejemplifica tu forma de trabajar… bueno según se mire…. podría ser que si…

    Saludos

  7. Por cierto, en relación a la usabilidad de tu blog seria muy bueno que al clickear sobre la cajita blanca te enviará al index de tu blog… lo he hecho y no me ha llevado a ninguna parte….

    Saludos.

  8. Por cierto, en relación a la usabilidad de tu blog seria muy bueno que al clickear sobre la cajita blanca te enviará al index de tu blog… lo he hecho y no me ha llevado a ninguna parte….

    ¡¡¡Una cosa mas no me deja poner dos cometarios seguidos!!!

    Saludos.

  9. Hola Jorge,

    Me he sentido muy identificado con el método de trabajo que describes, porque se parece mucho al mío y sin duda está influido por el medio en el que nos movemos (a la vez que también lo condiciona). Tanto es así que este post me ha recordado a otro que escribí hace poco más de un año en el que reflexionaba sobre cómo había cambiado mi manera de pensar y trabajar en los últimos años. Creo que, como decía entonces, Entre la serendipia y la procastinación hay una delgada línea fronteríza y por eso aunque comparto algunas bondades de este método en el que tú pareces sentirte cómodo, (como por ejemplo el hecho de que el pensamiento dificilmente es lineal -en su día celebré el nacimiento de Prezi porque me permitía organizar presentaciones de forma muy parecida a como pensaba) yo no tengo tan claro que sea tan bueno. O al menos estoy seguro de que no es bueno para todo.

    • Jorge, 20 noviembre 2012:

      Carlos, me acuerdo de haber leído ese post :)
      Como ves, comparto tus dudas. En principio creo que el pensamiento no lineal, si lo incorporas como un recurso más, es bueno, es una capacidad. El problema es cuando se fija como hábito y acabamos no sabiendo pensar de otra manera.

      Jose Enrique, lo del tándem se me quedó grabado, no te creas. Una parte de mí lo sigue teniendo pendiente, jeje.
      Lo de que el dibujo de la cajita sea un enlace al inicio lo intenté de mil maneras, pero no sé cómo hacer que funcione y se mantenga siempre en su sitio…

  10. En referencia al link en la cajita.

    Si te empeñas mucho yo recuerdo que con el dreamweaver cuando creabas una página web había una opción con la que podías colocar una especie de malla delante de una imagen o parte de la imagen y con la malla indicar un link determinado… no se si lo habrás probado pero yo hice maravillas en su época con esa opción…

    Saludos.

  11. Como le pasa a Carlos, me siento identificado con esta forma de trabajar. Añado multitarea a la lista de Enlazado, transmedia y no lineal: no solo salto dentro de una tarea, salto de una tarea a otra.

    Me ha sorprendido que seas capaz de estar dedicado a una única tarea de principio a fin. A mí la no linealidad me “obliga” a ser multitarea. De esa manera, puedo trasladar información, soluciones, ideas, de unos procesos a otros.

    Por otro lado, la reflexión de quedar atrapado en una forma de pensar no lineal me ha parecido muy buena. Se merece un pequeño cuento a lo Borges o a lo Saramago: el hombre que quedó atrapado en una realidad no lineal :)

  12. Jorge, 23 noviembre 2012:

    No es que sea “capaz” de evita la multitarea (siempre al acecho), pero sí me esfuerzo en ello. Se habla mucho del multitasking pero no creo que sea beneficioso si no se controla. Bastante dispersión genera ya esta forma de trabajar como para encima estar saltando entre varios asuntos.

    Yo creo que ese “traslado” que dices se produce igualmente si te concentras en una cosa y luego en la otra. Cuando me pasa espontáneamente (porque pasa) que haciendo algo se me ocurre una idea o encuentro algo que me sirve para otra cosa, la tendencia es a saltar a hacer esa otra cosa, pero intento no hacerlo. La anoto a un lado, y sigo con lo que estaba. O eso intento, que no es lo mismo xD

  13. Pingback: Entre la Psicogeografía y el Feng shui |

  14. Pingback: Tejiendo lo común: desarrollo social y urbano en red | La Cajita - Jorge Toledo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *