¿Como ponemos el telón?

Otro de los breves trabajos de Proyectos III, de una semana de plazo. Esta vez, el tema era la rehabilitación, por un lado, y la capacidad de expresión y persuasión, por otro. Ahí va el enunciado.

A favor: Fui de las pocas personas que realmente intentó diseñar un cartel, esquivando otras formas de representación más típicamente disciplinares.
En contra: La propuesta carece del rigor que todo buen proyecto debe tener, aunque es algo que en esa entrega realmente no me importaba mucho. La cuestión era que pareciera funcionar, no que funcionara realmente.

PD: Por si no habéis caído: fijaos en el nombre del pueblo, y pronunciadlo sin omitir la u xD

Deja un comentario