EV1: El coche eléctrico…

… que pudo ser y no fue.

Ya hablé de esto hace algún tiempo, pero el tema me ha vuelto a llegar, esta vez por mail, y me he decidido a hacer una pequeña entrada.

EV-1

A veces pasan cosas tan increíbles que parecen más de película que ligadas a nuestra realidad cotidiana. Pero ahí están. O ahí estaban, como el EV1. Un coche eléctrico que se lanzó a producción, y súbitamente, unos años más tarde, no sólo se dejó de producir, sino que se persiguió y recuperó cada uno de los ejemplares hasta tenerlos todos juntos. Y entonces, ¡zas! Borrón y cuenta nueva. ¿Coche eléctrico? Bufff, es que no está muy desarrollado, es muy caro, no tiene autonomía, la gente no lo quiere, es lento… naaa, déjalo, mejor coge este otro, que…

Respecto del archivo enlazado, que es el que me llegó por mail, decir que lo que habla al final del coche de hidrógeno es bastante diferente. Pueden llegar a ser incluso opuestos, hasta el punto de que es posible que se esté tratando de «olvidar» el coche eléctrico en favor del de hidrógeno. ¿Por qué? Porque hacer depender del hidrógeno a los consumidores creará otro nicho de mercado enorme y posiblemente igual de monopolista que el del petróleo. Ya se encargarán de que el hidrógeno no pueda producirse en casa, sólo comprarse en gasolineras. Una ley que prohíba hacerlo «por seguridad», una eliminación masiva de patentes… lo que sea. Porque lo peor del coche eléctrico no era que no consumiese petróleo, sino que cualquiera podría producir electricidad para moverlo en su casa, con energías renovables. Y eso, la autonomía energética tan necesaria en el mundo, no interesa. Hay que tener al consumidor cogido por donde más le duele: la energía. Bien apretado.

Si la presentación anterior os ha dejado con curiosidad, os invito a retroceder 12 años, de regreso al futuro…

… y luego a presenciar el llamativo final de la saga, en un gran documental.

[ Más información ]

3 comentarios

carabiru 1 diciembre 2008 Contestar

Coches eléctricos en Galicia.

Y otra.

Acabo de leerlo en las micronoticias que ponen en las teles del bus urbano.
Me imagino que la fiebre les durará lo que la crisis, pero bueno, algo es algo.

Por otra parte, lo que leí en el bus, es que Touriño (presidente de la Xunta) entiende que la gente se tome a mofa lo del coche eléctrico… si es que la gente es superinteligente, ya lo estoy viendo, «¿coches eléctricos? juas! y no son teledirigidos???»

Me pregunto cuanto de problema cultural hay en que el coche eléctrico no vaya adelante, por qué la gente no se da cuenta de que quizá tengan menos potencia, pero son más sostenibles, y total, casi nadie va por ahí haciendo rallies…

JT 2 diciembre 2008 Contestar

El caso es que el documental le da la vuelta a lo último que comentas:
a) el EV1 era tan potente y rápido como cualquier vehículo similar
b) a la gente le encantaba, sólo habría sido cuestión de tiempo y boca a boca

Y pese a todo, fue retirado por la empresa. No ya dejado de producir: retirado, uno a uno, hasta que no quedara ninguno funcionando.

De todas formas, el coche eléctrico no es tampoco muy sostenible, al menos si se usa masivamente y con electricidad sacada de ¿donde?

Lo que tendría que hacer Touriño es promocionar la bicicleta y el transporte público, con un par. El coche eléctrico sigue siendo un coche, y si se usa masivamente, generará problemas similares. En cambio, lo que sí tendría mucho mucho sentido es hacer autobuses eléctricos :)

JT 2 diciembre 2008 Contestar

Viendo mi comentario anterior, y al hilo con el título del documental, al coche eléctrico podría haberlo matado yo :P

Si pudiera «matar» al coche de combustión interna, no dudes de que lo haría.

Responder a carabiru Cancelar la respuesta