La noticia positiva

A veces me preguntan cómo es que vivo sin escuchar las noticias, sin ver el telediario, sin leer los periódicos. Con un «¿Pero tú en qué mundo vives?» casi me acusan de falta de compromiso para con lo que ellos llaman realidad. Mi respuesta siempre es la misma: «Vivo en un mundo idéntico al tuyo, pero con un futuro muy diferente».

Hay un dicho en muchos deportes, sobre todo en aquellos en los que se hacen maniobras, que dice: irás hacia donde mires. Este mismo dicho, muy poco modificado y simplemente aplicando la lógica, serviría para decir: mira hacia donde quieras ir.  Estoy convencido de que para lograr un mundo mejor hay que visualizarlo, imaginarlo como paso previo a ir hacia él. Y las noticias no son la excepción: cada día es más necesario que se habiliten canales de comunicación donde puedan circular todas esas cosas buenas que estamos deseando oír. Programas de radio, editoriales, canales de TV o medios digitales de cualquier tipo; medios que cuenten todo lo bueno que se está haciendo para que podamos saber de su existencia, y elegirlo entre todo lo demás.

Porque al final se trata de elegir. Es imposible atender a toda la información disponible simultáneamente. Escuchar el telediario y leer el periódico implica renunciar a emplear ese tiempo atendiendo a otro tipo de medio seleccionado con más adecuación a mí mismo como receptor. Y la diferencia entre uno y otro caso es que alguien seleccione la información por mí, o que la seleccione yo mismo en función de las fuentes en las que confíe, en función de mi forma de ver la vida o sencillamente de lo que realmente quiero saber de este mundo.

Cuando digo esto me responden que no puedo vivir ignorando todo lo que hay de negativo por ahí, o de otro modo las injusticias −por ejemplo− nunca serían conocidas, ni solucionadas. Parte de verdad hay ahí, pero el caso es que nada justifica lo contrario, es decir, vivir ignorando las cosas positivas. Y precisamente ésas han sido demasiado descuidadas desde la aparición de los medios de comunicación masiva.

Internet, con la capacidad que tiene de crear innumerables canales distintos en respuesta a la iniciativa personal, es una herramienta fantástica para la selección de la información que queremos que nos llegue, y como muestra os traigo un par de proyectos que destilan positividad, en la línea del ya citado ecopop:

SomethingGood, literalmente «algo bueno», de la mano de la joven emprendedora Annie Wadhams. Es una recién nacida web que se dedica a publicar noticias positivas de cualquier tipo y procedencia. Desde una iniciativa artística dedicada a producir un cambio social en un entorno conflictivo, hasta una panadería cuyos ingredientes proceden de una bien montada red local de granjas ecológicas. Llevaba tanto tiempo imaginando que debía existir una web así que escribí a la autora dándole todas las ideas que tenía en la cabeza al respecto, y por lo que sé, algunas están en vías de hacerse realidad. Espero que SomethingGood crezca y se multiplique por todas partes.

Otra mención es para AYLrenovables, un proyecto de mi amigo  Jose Enrique Saiz cuyo desarrollo llevo siguiendo desde hace un tiempo. Más específico (y por tanto más exhaustivo y operativo) que el anterior, éste trata de dar voz en la red, de una forma contemporánea, participativa y abierta, a las energías renovables. Un concepto sencillo y útil que lleva detrás mucho trabajo para convertirlo en uno de esos sitios dignos ser una sección más del periódico personalizado de cualquiera de nosotros. ¡Directo al Google Reader!

Y un ejemplo más, este en la línea del primero y destacable por su sencillez de planteamientos, es Our Future is TBD, un breve boletín que cada semana te envía, en sus propias palabras «una idea capaz de sacudir el mundo y una acción colectiva para mejorar nuestro futuro», porque el futuro, dicen, es TBD, To Be Determined, aún por determinar.

Es una lástima no conocer más proyectos en nuestro idioma, pero creo que esto no es más que la primera ola de una serie que llegará y erosionará poco a poco la inercia del pesimismo, del conformismo y de la pasividad. Os animo a buscar en todos los medios, físicos o culturales, analógicos o digitales, este tipo de iniciativas y crearos vuestra propia infosfera alrededor, para que cuando os pregunten «¿Pero tú en qué mundo vives?» les podáis contestar: «A las puertas de ese mundo mejor en el que quiero vivir».

19 comentarios

anonimo 1 noviembre 2009 Contestar

Pues yo no se nada de la vida, pero desde que conocí AYLrenovables que es genial, sonrío más, participo en la iniciativa, me siento más completo y enriquecido.
No se quien será ese tal Jose ENrique pero ha hecho un buen trabajo.
;-p

Arkinauta 2 noviembre 2009 Contestar

Aparte de sentirme muy identificado, me ha encantado la entrada :)

carabiru 2 noviembre 2009 Contestar

:D sin cosas como éstas, no serías una persona tan especial.
En los medios convencionales nos cuentan lo que nos quieren contar, y desde el punto de vista que les interesa, por eso Internet, bien utilizada, es un gran invento.

nihillo 2 noviembre 2009 Contestar

discrepo en algunos detalles, pero estoy de acuerdo en general. es bueno enterarse también de cosas malas: como por ejemplo que los medios de comunicación habituales están manipulados!! (precisamente cuento de eso acabo de leer esto ;). lo importante es no dejarse influenciar por los medios habituales, seleccionar la información, buscar medios alternativos, y tener muchos feeds y seguir a mucha gente que difunda información!! así, el mundo, a priori no sabemos si será más o menos positivo, pero al menos sí el que uno elige.

JT 2 noviembre 2009 Contestar

Gracias  a todos por los comentarios :)
Carabiru, desde luego Internet es una pasada en ese sentido, y espero que se mantenga siempre libre y diversa, o dejará de funcionar así.
Nihillo, para mí el mayor valor de la capacidad de elección está en la posibilidad de elegir lo positivo. Pero no por ello menosprecio el conocimiento crítico de lo negativo. Como se suele decir, es mejor conocer a tu enemigo, y sabiendo a qué te opones sabrás mejor qué propones.
Pero el valor real está en proponer, no en oponerse. Por eso la proporción entre + y – debería ser mucho mayor, sencillamente porque creo que vale más una propuesta que mil protestas, y que es mejor inspirar que disuadir. Y para mí ya está de sobra demostrado que mostrar lo negativo no genera impulso hacia lo positivo, sino más bien embotamiento e indiferencia a fuerza de costumbre.
Las noticias son como una forma de alimento: una cosa es saber que hay venenos (a veces terapéuticos, en bajas dosis) y comida basura, y otra es basar tu dieta de ellos.
 

stepienybarno 21 noviembre 2009 Contestar

Hola Jorge
 
Nosotros nos sentimos muy identificados con lo que cuentas, aunque últimamente sí que estamos intentando estar más al día de las noticias “reales” que nos cuentan los medios de comunicación, aunque en el fondo sabemos que no son más que una parte de la realidad.
Esta información que nos llega está totalmente distorsionada por quien la cuenta, y por quien la publica, debido a intereses que todos sabemos que existen. Por otro lado estamos nosotros, los receptores, que entendemos lo que podemos de lo que nos cuentan, por lo que al final te quedas es un espejismo de lo que en realidad era la verdadera noticia.
 
Por otro lado, leas o no, escuches o no, te acabas enterando de todo, porque al final lo que es importante siempre te lo cuente uno y otro, y a veces lo que no es tan importante también, y acabas enterándote si Raúl está tocao, y será duda hasta el último minuto, cuando en realidad no te importa un comino.
 
Y por supuesto que entendemos que el futuro de la información  pasa por la red. Internet es capaz de sacar  lo mejor y lo peor del ser humano. Pero lo bonito es que tenemos canales para poder llegar de una manera mas certera a esa realidad que quieras o no siempre se acaba escapando.
 
El  mundo de la arquitectura es un reflejo perfecto de la sociedad en la que vivimos donde los que son los edificios o los arquitectos parece no importar a nadie, y todo se reduce a lo que parecen, pues es lo que de verdad vende.
Nosotros desde nuestra humilde posición, seguimos intentando comunicar la arquitectura que de verdad nos interesa, intentando ser lo mas objetivos posibles dentro de nuestra irrenunciable subjetividad.

JT 21 noviembre 2009 Contestar

Gracias por el comentario, veo que afortunadamente cada vez somos más los que pensamos así.
Estáis haciendo un buen trabajo con el blog, un enorme «granito de arena» para la blogosfera. Son esas fuentes de noticias/artículos de las que sabes que detrás hay un interés genuino en difundir las cosas por lo que son, y por lo que pueden ser, y no sencillamente por mera ley de oferta/demanda comercial o por intereses ajenos al tema.

Andrés 24 noviembre 2009 Contestar

Hola Jorge: gracias por tu comentario de hoy en la entrada de mi página «Arquitectos, el ocaso…». Y enhorabuena por este blog tuyo, que no conocía, y que intentaré frecuentar. Saludos, AM.

JT 24 noviembre 2009 Contestar

Lo mismo digo, Andrés. Yo sí conocía el tuyo, pero no solía visitarlo y cuando me pasé hace un par de días lo vi de otra forma, comencé a encontrar muchas cosas que no había visto y que me gustaron, así que… nos seguiremos leyendo.

Como ves, La Cajita es una ensaladilla bloguera resultado de mi dispersión de intereses, aunque se puede convertir en un blog temático simplemente eligiendo una categoría a la derecha. Espero que te guste.

Andrés 24 noviembre 2009 Contestar

Me alegro de que hayas encontrado cosas que antes no estaban o no conocía. Y sí: la Brompton es una adicción; y Copenhague, ciudad a la que tengo mucho cariño y algunos vínculos, otra. Venga, ¡a concentrarse en el trabajo! ;) Seguimos hablando.

JA 3 diciembre 2009 Contestar

Muy de acuerdo en tu entrada, y me quedé pensando que tiene que ver con uno de esos descubrimientos de REDES, cuando un científico aseguraba que la reacción de sonreir cuando estás alegre es en realidad biyectiva: ¡si sonríes estás alegre!.
Pues trasponiéndolo a lo que llamas infosfera: lo que leas/veas/pienses te modificará tus posibilidades de lo que piensas/imagines/propongas…
Y… ¿realmente «para lograr un mundo mejor hay que visualizarlo, imaginarlo como paso previo a ir hacia él»? Mira que lo que no existe es difícil concretar, pero es más fácil apuntar cómo vamos a llegar a él, sin saber bien cómo será…
Madre mía, ¡enhorabuena por tu cajita!. Te iré siguiendo poco a poco.

JT 3 diciembre 2009 Contestar

¡Gracias por el comentario, Jose! Muy adecuado contar con la opinión de un experto en comunicación y periodismo 2.0 ;)
Me ha gustado la comparación con la biyectividad de la sonrisa, que es realmente cierta. Y ya puestos os dejo una pregunta que lo ilustra: ¿por qué cuando estás enfadado, si tomas sopa, se te hace imposible mantener el enfado mucho rato? :P
 
 

carabiru 5 diciembre 2009 Contestar

Ostras, nunca lo había pensado, pero ahora mismo no logro recordar ninguna vez que estando enfadada hubiese comido sopa y siguiese enfadada luego… tendrá algo que ver con el calorcillo que se irradia desde el estómago a todo el cuerpo, xD

JT 5 diciembre 2009 Contestar

Eso influye seguro, pero yo creo que también tiene que ver con la biyectividad de la sonrisa: la cuchara obliga a los labios a adoptar una curvatura parecida a la sonrisa, es imposible poner cada de enfado comiendo con cuchara. Y al final, pues claro, a fuerza de sonreír, te pones de buen humor ;)

GW 29 diciembre 2009 Contestar

Respekt. Gedanken die mir gefallen. Habe vor einer Weile einen Bericht über Afganistan gehoert, bei dem sie erzaehlten, dass die Deutsche Welle eine Stunde pro Tag eine Sendung macht in der afganische Projekte vorgestellt werden, die gut gelingen. Also wo trotz Krieg jemand etwas gewinnbringendes initiert… Fand ich eine tolle Idee. Sie hätten festgestellt, dass die Leute auf diese Art viel mehr ermuntert werden, als wenn sie immer nur von den negativen Entwicklungen hoeren…. Ich finde, dass waere auch was fuer Europa… Bestimmt wuerden positive Energien freigesetzt. In diesem Sinne: auf ein aktives Jahr 2010;-))
 

Santiago NOLOSE 29 diciembre 2009 Contestar

No sé si lo mejor es buscar las noticias o «crearlas»…
Acabo de descubrir tu blog gracias a STEPIEN&BARNO.
Muy bueno e interesante…
Saludos,
Santiago
Equipo NoLoSé

nolosearquitectura@gmail.com
http://www.nolosearquitectura.es

Jorge Toledo 4 enero 2010 Contestar

Santiago, gracias por tu comentario, me alegro de que te guste el blog. Estoy de acuerdo en que más vale «crear», participar activamente que sólo escuchar o buscar. Pero lo que creamos es sólo una fracción mínima de lo que absorbemos del exterior, así que no está de más plantearse de qué nos «alimentamos».

Gabrielinchen, ¡me alegra verte por aquí! =)  El ejemplo que mencionas es muy interesante también, estoy convencido de que si esta actitud se extendiera la sociedad misma mejoraría rápidamente, al menos en cuanto a su actitud. Gracias por el comentario y como bien dices, ¡por un activo año 2010! Un abrazo.

 

Sylvia 10 marzo 2010 Contestar

tras abrir tu blog he decidido leer este post al azar y mira, me ha gustado mucho, así que seguiré leyendo ;)
si te sirve para sentirte menos raro, yo tampoco veo, leo ni escucho noticias por los canales convencionales. a veces por los otros tampoco, porque del terremoto de haití me enteré 4 o 5 días después, por increíble que parezca.
de todas formas, ser raro no está pero que nada mal…

Jorge Toledo 10 marzo 2010 Contestar

«Ser raro no está pero que nada mal» << Jajaja, me encanta. Es cierto, es cierto. Nada mal.
Bienvenida a La Cajita, me alegro de que te guste esto ;)
¡Nos vemos!
 

Responder a anonimo Cancelar respuesta